martes, 15 de enero de 2008

Todo esta guardado en la memoria


En marzo del 2003 comencé a trabajar en una escuela en el partido de La Matanza. A la vuelta de la misma, un pequeño supermercado aún subsiste.

Eventualmente concurría a dicho negocio en busca de distintos artículos. Y nunca nada me había llamado en especial la atención.

Un día, haciendo la fila para pagar, me distraje mirando la cámara de seguridad y luego, la pantalla de televisor correspondiente a dicha cámara. Todo normal. Pero más allá, había un segundo televisor. No entendía bien lo que veía, parecía ese mismo supermercado, pero todo era un caos y nada tenía que ver, con lo que la cámara estaba tomando.

Pagué y me acequé más a esa pantalla. Pude reconocer a algunas personas: papás del colegio, el hijo de una de las porteras y otras personas que no se quiénes son, pero creo haberlas visto comprando en ese mismo supermercado en alguna oportunidad.

No podía creerlo. Era la primera vez que notaba ese video y sin embargo, me parecía haberlo visto. Diferente, pero similar.

Arriba de la pantalla un cartel rezaba: " Diciembre del 2001. Gracias por su visita"

Todos los argentinos entendemos de que se trata.

11 comentarios:

Stella dijo...

Wow!! Qué buena idea la del dueño!!
Y que horrible esa época de saqueos!! Me acuerdo que la gente estaba como loca!!
Se me puso la piel de gallina!
Muy buen titulo el del post. Está guardado en la memoria de todos!!

Un beso

alejandra64 dijo...

LA CANDOROSA dice:

¡¡¡Cómo olvidar aquellos días!!!
Todo era un descontrol impresionante.

El dueño de ese lugar guarda ese video, no solo por la memoria, sino para que sepamos que pueden llegar a hacer las personas "conocidas" del lugar...(estilo: recuerdo lo que hiciste aquella vez...)

laodiseadebronte dijo...

Wow, qué fuerte... Sabía que la situación había estado mal en Argentina, pero no sabía que había llegado incluso al extremo de los saqueos.
Tiene que ser heavy para el dueño del supermercado ver el vídeo y después reconocer a los que le habían saqueado comprando en su tienda de nuevo como si nada hubiera pasado.

Nadie dijo...

Asi vivimos, codeándonos a diario laburantes y chorros, tipos que saquean cuando se presenta la ocasión y tipos que se reponen a los golpes y vuelven a apostar al trabajo. La Biblia y el calefón.

GRACIAS POR SU VISITA. No pude evitar la sonrisa frente a la ironía del tipo del mercado. A pesar de todo, conserva el humor.

CLAUDE dijo...

¡Qué flash! Siendo un poco benignos, podemos atribuirlo al fenómeno de masas.

Rockero Hi Fi dijo...

El otro día me tiré a la pileta y salvé a un pibe de ahogarse Soy un héroe anónimo? Te interesa la historia?

morella dijo...

rockero hi fi: mandame los detalles por mail.

Victor dijo...

Impresionante la historia. Nunca me voy a olvidar de dic2001.

Asusta lo fácil que es convertir a un peatón normal en un animal violento.

Saludos.

Bob dijo...

Y bueno, estamos en un país de ladrones, por todas partes. Fueron todos muy vivos al robar negocios de laburantes, cuando en realidad lo escencial nunca les faltó; qué asco me da la gente así.

Saludos.

El Peruano Dorado dijo...

Te invitamos a conocer el fracaso literario menos resonante de todos los tiempos: Ferrante Kramer, el Peruano Dorado. Un escritor latinoamericano fracasado, autor de La Bliblia Peruana y una veintena de libros jamás leídos. Estamos en http://ferrantekramer.blogspot.com/. Esperamos hacerte reír un buen rato.

Patricio

Donato dijo...

Lamentable.